PUBLISUITE

martes, 5 de febrero de 2019

Estilos de decoración

Decoración Escandinava

¿Cómo se puede lograr un estilo de interiores escandinavo? Aunque en internet se pueden encontrar innumerables consejos e incluso recurrir a golpe de click a decoradores de interiores, queríamos crear una guía para ayudarte a conseguir un aspecto escandinavo en tu hogar.

Fuente: Pixabay (libre de derechos)

A continuación unas pinceladas a vuelapluma.


1. Comience con un espacio limpio

Una característica común de todas las fabulosas casas nórdicas que tanto nos gustan es su simplicidad. El leitmotiv del estilo decorativo es claro: “menos es más”.

Empiece su proyecto de hogar sin espacios sobrecargados, intentando desembocar en lo diáfano.



2. Paredes blancas y lisas


Lo sé, pintar puede ser un dolor de cabeza y alisar las paredes aún más. Pero si realmente quiere apostar por el estilo interior escandinavo, no se arrepentirá de haber dado a sus paredes un aspecto liso y un par de capas de pintura. 


Echa un vistazo a éste artículo que explica de manera detallada  cómo quitar el gotelé y alisar paredes como un profesional.


Fuente: Pexels (libre de derechos)


3. Suaves toques de color

A pesar de que los negros, blancos y grises dominan los interiores nórdicos, no toda la paleta ha de ser monocromática.
Los rojos intensos, los azules helados, los verdes apagados e incluso los amarillos; se adaptan a este estilo. La clave es mantener un espacio sobrio, añadiendo color a través de cojines, cortinas, alfombras y piezas decorativas.


4. Trae algo de naturaleza a tu hogar

Es raro ver una decoración escandinava sin una planta de interior. Si eres un poco descuidado con los cuidados, y te cuesta mantener con vida las plantas, te recomiendo elegir alguna que requiera pocos cuidados. 
La Ficus Benjamina, la Aspiditras o el Aloe Vera son opciones bonitas, duraderas y fáciles de cuidar.


5. Ilumina cualquier rincón

A pesar de que en España disfrutamos de muchas horas de luz, no está de más importar las opciones de iluminación escandinavas con fines puramente decorativos.
Lámparas de pie, lámparas de mesa, candelabros y mucha luz natural. Desde simples bombillas de filamentos expuestas hasta complejos sistemas de iluminación que se adapten a tu estilo personal. 


6. Con “M” de madera

La luz y las maderas naturales son otro elemento imprescindible en el estilo interior escandinavo. Si no tiene la suerte de tener una buhardilla con vigas de madera o incluso ventanas, estudie la posibilidad de añadir elementos como taburetes o escritorios de madera.


7. Arte mural en blanco y negro

El arte mural en blanco y negro es otro de los elementos básicos del diseño de interiores escandinavo. 
Puede ser un mapa de una ciudad, una gran pieza de tipografía o una fotografía monocromática.
Este tipo de obras aportan un toque de diferenciación, que rompen la armonía y sobriedad de la decoración escandinava. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario